• Salomé Torres

Técnicas para estudiar



Cada persona tiene su forma de estudiar. Hay quienes prefieren sentarse y leer, otros deciden tomar notas, otros prefieren leer en voz alta, otros estudiar en grupo. Sin embargo hay veces que al momento de sentarse a estudiar nuestra capacidad de concentración se ve desafiada y terminamos haciendo cualquier actividad como pasear a la mascota, cocinar un pastel o arreglar la estantería sin siquiera haber abierto el libro. Esto se llama procrastinación y es una respuesta natural de un área del cerebro llamado amígdala. Cuando debemos realizar una tarea que no nos gusta, nuestro cerebro lo interpreta literalmente como dolor físico. Es por eso que evitamos estudiar cuando debemos hacerlo. Sin embargo, hay una increíble solución para esto y es organizarnos de manera que podamos cumplir con las tareas a tiempo y sin haber sido tan duros con nosotros mismos.


Hay muchas técnicas para estudiar, entre ellas la técnica pomodoro, que es muy recomendada para organizar el día y finalizar todas las actividades planteadas. La técnica pomodoro fue inventada por un italiano llamado Francesco Cirillo y se llama así porque el cronómetro que utilizaba para realizar sus tareas tenía la forma de un tomate (en italiano pomodoro). Para esta técnica se debe seguir una serie de pasos. El primer paso es buscar un cronómetro o una alarma que te avise cada vez que pasen 25 minutos, a cada intervalo de 25 minutos lo llamaremos pomodoro. A partir de esto debes realizar lo siguiente:

  • Medir cuánto esfuerzo y cuántos pomodoros necesitas para realizar una actividad específica, en este caso estudiar para una materia.

  • Aprende a utilizar un pomodoro sólo para esa actividad, es decir, evita cualquier tipo de distracción.

  • Intenta calcular de acuerdo a la actividad que desees realizar cuántos pomodoros necesitas para finalizar una tarea.

  • Usa el pomodoro no solo para la tarea en sí sino utiliza unos cuantos minutos al principio para recapitular lo que estabas haciendo y unos cuantos minutos al finalizar para revisar lo que hiciste.

  • Organiza tu día para que sepas cuántos pomodoros necesitas al momento de estudiar y además para crear tiempo libre que puedas utilizar para actividades que sean de tu agrado

Cada uno de estos pasos requieren de cierto esfuerzo y tiempo. Por eso, si tienes dificultad para concentrarte por ejemplo, intenta disminuir 5 minutos de los 25 habituales para que poco a poco te puedas acostumbrar. Esta técnica no es para todos. Algunos necesitan más tiempo para alcanzar un nivel máximo de concentración otros necesitan menos tiempo y pueden cumplir con una tarea sin descansos. Otros dicen que la dificultad de la tarea puede ser mayor para algunos que para otros, todo es relativo y acorde a la personalidad. Esta técnica podría ayudarte a organizar tu día y a cumplir con tu estudio. Inténtalo, tal vez esta técnica te sirva mucho.


Para más información:


Página de internet: pomodorotechnique.com


UNIVERSIDADES Y POSGRADOS
Notas recientes